Fassbinder: Reflejos y abismos

Viernes, Noviembre 23, 2018, 7:00pm

Ocho y Medio (La Floresta)

Valladolid N24-353 y Vizcaya, Quito

Del 23 de noviembre al 2 de diciembre
Cine Ochoymedio
Programa y precios: www.ochoymedio.net

“Todos son exiliados, caminando por un mundo llamado Alemania.”
Christian Petzold
Las películas de Rainer Werner Fassbinder no son películas de ayer. Sus películas, supuestamente hechas en los años 60, 70 y 80, en distintos rincones de un microcosmos llamado Alemania, se reflejan en la pantalla, y lo que brilla y se oscurece en ellas es el mundo de hoy: un mundo de flujos de exiliados, siguiendo flujos de amor y de desesperación, buscando lugares y hogares frente a fronteras que se cierran. Estas no solamente son fronteras entre países, sino fronteras interiores, fronteras del corazón, fronteras que se vuelven abismos si uno se acerca. Fassbinder se acercó a ellas, y nos acercamos con él, viendo cuerpos fuera de sí, escuchando voces, cantos y gritos. ¿Luchar, frente a qué?
Estas voces, gritos y cantos resuenan en la historia del cine como un eco dentro de un universo oscuro, inexplorado. Fassbinder no sería Fassbinder sin los otros. Estos otros son amigos, cómplices del espíritu a la vez íntimos y lejanos, parientes desconocidos, personajes como Joseph L. Mankiewicz y sus melodramas hollywoodenses desbordantes de colores y amores, y Charles Laughton con su cine negro-abismático, como “La noche del cazador”. Fassbinder tampoco sería Fassbinder sin Godard, sin Visconti, sin Melville, artistas cuya imaginación y visión radical marcaron el espíritu y estilo del director alemán. Pero Fassbinder no es solamente espejo del pasado sino del futuro de la creación. Las obras de directores como Wong Kar-Wai, Christian Petzold, Carlos Reygadas, Alain Guiraudie y Fatih Akin están secretamente marcadas por la firma de Fassbinder. Estas obras singulares comparten de cierta forma el espíritu de Fassbinder, su radicalidad y su desesperada insistencia frente al mundo. Las películas de Fassbinder siempre eran productos de choques, de diálogos, de espejismos y encuentros. Esta retrospectiva es la ocasión de encontrar y reencontrar el mundo de este cineasta, un mundo fuera de sí.



Encuesta